Chile busca conquistar a los emprendedores argentinos

NOVEDADES.

02.mar.2012

PUBLICADO EN:

Para todos aquellos que quieran iniciar su propio negocio, existe una posibilidad del otro lado de la Cordillera: el programa "Start-up Chile". Se trata de una iniciativa inédita a nivel mundial con la que el gobierno del país vecino busca atraer a emprendedores globales de alto potencial. El programa comenzó en 2010 como una idea piloto. Sin embargo, tuvo tanto éxito que las autoridades chilenas decidieron extenderlo hasta fines de 2014. La meta es financiar, al cabo de ese año, unos 1.000 proyectos de todas partes del mundo. Un dato no menor: en poco más de un año y medio ya llevan casi 330. El último proceso de inscripción cerró en octubre de 2011. En ese momento, el programa recibió 574 postulaciones, de los que fueron seleccionados 100 proyectos provenientes de más de 30 países, que entre febrero y marzo están llegando a Chile para realizar su experiencia. El argentino Guillermo Pomeranz es uno de los emprendedores que está a días de mudarse a Santiago para desarrollar Latinda, "la primera tienda para descargar aplicaciones y juegos, orientada exclusivamente al público latinoamericano, especializada en dispositivos Android y que en los próximos meses también estará disponible para iPhone y BlackBerry", según describe con sus propias palabras. Los otros integrantes del equipo de Latinda, ex compañeros de Maestría de la Universidad de San Andrés, viajarán con cierta frecuencia ya que continuarán desarrollando parte del negocio desde Buenos Aires. Contagiar a los chilenos, el objetivo "El objetivo principal es atraer emprendedores extranjeros a nuestro país y que empiecen a pensar en grande. Generar, en definitiva, un efecto contagio entre la población", describe a iProfesional.com Brenna Loury, responsable de prensa del programa. Y desde su oficina en Santiago explica: "Los chilenos muchas veces no tienen una visión global sino que piensan más localmente. Es que, por las características geográficas, somos un país que está bastante desconectado del mundo. La gente no estaba acostumbrada a conocer ideas de afuera". En este sentido, Loury asegura que para impulsar el pensamiento más allá de las fronteras, el programa fue una "muy buena solución". De hecho, el año pasado fue la primera vez que residentes de Chile -nacionales y extranjeros- pudieron postularse, convirtiéndolo así en un verdadero concurso global donde todos los participantes se evalúan bajo los mismos criterios. De todos los sectores y países "Buscamos emprendedores de cualquier sector. En la actualidad tenemos proyectos de energía renovable, como lo es la solar, biotecnología, enfoque social y diseño sobre todo de software, tecnológicos y de e-commerce", detalla la vocera. Y añade: "Hay muchos jóvenes provenientes de Estados Unidos, de Sillicon Valley puntualmente, de la Argentina y de la India. Y un 20% son participantes chilenos". Una vez que transcurren los seis meses, los emprendedores pueden optar por permanecer en Chile, volverse a su país de origen o radicarse donde visualicen una oportunidad para el desarrollo de sus negocios. Según datos proporcionados por Start up Chile a iProfesional.com, el 85% de los participantes son hombres. Tienen, en promedio, unos 30 años. Muchos no cuentan con experiencia en el desarrollo de un negocio pero sí con formación académica y experiencia laboral. En qué consiste la propuesta ¿Qué ofrece el gobierno chileno para tentar a las mentes creativas y las ideas innovadoras? Tal como dieron cuena los responsables del programa a este medio:  

    • Un capital de u$s40.000 en concepto de financiamiento
 
    • Una visa temporal para que desarrollen sus empresas
 
    • La posibilidad de hacer una experiencia internacional y de relacionarse con profesionales de todo el mundo
 
    • Contactos e información para facilitar su radicación
 
    • La cobertura de determinados gastos en concepto de vivienda.
  Claro que los interesados deben pasar por un proceso de análisis muy riguroso conducido por expertos internacionales de la industria y emprendedores junto con el directorio de innovación de Chile. Los requisitos El único requisito es ser mayor de 18 años. Y es esencial que los proyectos de los emprendedores sean concebidos con una mirada mundial y con la convicción de que la ruta para el éxito sea a través de la expansión, no del aislamiento. "Casi un año atrás presentamos otro proyecto que habíamos desarrollado, previo a Latinda, y no habíamos sido seleccionados. Gracias a esa negativa replanteamos el producto. El proceso de selección nos ayudó mucho para mejorar, diferenciarnos de nuestros competidores y consolidar el modelo de negocio", cuenta Pomeranz a iProfesional.com Y, consultado acerca de las expectativas, resalta: "Esperamos que Start-up Chile nos facilite el contacto con múltiples desarrolladores. Nuestro modelo de negocios es mixto y consiste en la venta de apps más publicidad, por lo que buscamos una ronda de inversión que estará focalizada en lograr el fondeo para apuntalar el plan de marketing y la tecnología". A quienes resultan seleccionados se les pide que permanezcan en Chile por seis meses desarrollando su proyecto a tiempo completo, participación en el ecosistema de emprendimiento nacional, ir a dar charlas en la universidad, concurrir a seminarios y eventos y realizar distintas presentaciones. "Es la única deuda que tienen con nuestro país y el retorno social que deben hacer mientras participan del programa", dice la vocera. Los emprendedores en acción Según comenta Loury, los proyectos que hemos elegidos están generalmente en una etapa muy temprana de desarrollo. "Para muchos de ellos -añade- es la primera oportunidad que tienen para dedicarse cien por ciento a su idea." Este es el caso de Home Viva, un sitio web donde se pueden encontrar especialistas para la construcción y remodelación del hogar de todos los rubros, ideado por los cordobeses Maximiliano Pallotto y Roberto Allende. "Ingresamos a la ronda en julio del año pasado. En ese momento teníamos la idea pero no estaba materializada. Recién estábamos empezando a desarrollar el código", cuenta Pallotto a este medio. Y completa: "No nos preocupaba tanto el financiamiento sino más bien tener una experiencia internacional y entrar en contacto con otros sectores". Claro está que el dinero los ayudó a contratar desarrolladores de primer nivel y acelerar las etapas. Desde octubre, Home Viva está en una fase de prueba piloto. Entre fines de febrero y principios de marzo los emprendedores relanzarán un rediseño de la página, primero en Córdoba y luego -en abril- en Buenos Aires. Según el plan de negocios, está previsto dar a conocer la iniciativa en Chile durante el segundo semestre. ¿Cómo eligieron la denominación del sitio? "El nombre lo definimos ayudados por la comunidad de emprendedores. Parte de los fondos los utilizamos para comprar dominios y después realizamos una encuesta para ver cuál era el que más gustaba, que fue respondida por gente de los cinco continentes", relata el joven cordobés. Y remarca: "Es un emprendimiento con una clara visión global y por eso buscamos un nombre que se adaptase a las distintas culturas". También gracias a la experiencia chilena, el sitio web mappyfriends.com se encuentra en pleno proceso de transformación de su producto con un claro objetivo: posicionarse en la plataforma de recomendaciones para profesionales y empresas. "Queremos hacer un sitio totalmente abierto y transparente en el que realmente se destaquen los negocios que mejor satisfacen a sus clientes", anticipa Durazzo, co-fundador del negocio. Otro proyecto de emprendedores argentinos es ONE Change (Office for Natural Emergencias), una consultora especializada en asesoría para la reducción de costos mitigando los efectos de las catástrofes naturales tales como tsunamis, inundaciones, terremotos y que, además con un equipo de arquitectos, geógrafos, sociólogos y especialistas en desarrollo local, genera planes rentables alineados con la política de responsabilidad social de las empresas y gobiernos con los que trabaja. Si bien el proyecto -en el que participan cuatro socios fundadores- ya existía de manera embrionaria desde 2009, la experiencia vivida en territorio trasandino le sirvió para consolidarse. "El programa, orientado a utilizar al vecino país como plataforma de prueba del negocio antes de escalarlo, nos ayudó a desembarcar en Chile, uno de nuestros mercados objetivos", remarca Oliverio Najmias. En opinión del socio de ONE Change, la fuerza del programa radica en el conjunto de start-ups del que forman parte, generando la posibilidad de compartir dudas, experiencia y expertise con gente emprendedora de todos los rincones del planeta con una sólida capacidad profesional y académica. Consultado acerca de qué fue lo mejor que le dejó la experiencia, Najmias no duda en su respuesta: "En el ámbito profesional la certeza que se pueden hacer cosas diferentes a las que uno venía haciendo, solo hay que animarse. Por otro lado una cantidad de amigos y vivencias que me acompañarán para el resto de mi vida". Desde mappyfriends.com, Durazzo añade que "el sólo hecho de que haya más de 120 emprendedores provenientes de los cinco continentes, en búsqueda de generar negocios innovadores, todos trabajando bajo un mismo techo, ya es una fórmula ganadora. A esto hay que sumarle la ayuda económica que genera el programa más un staff impecable, siempre atento a asistir en lo que sea que el proyecto o los emprendedores necesiten." Y concluye: "El resultado explica por qué todos los que pasamos por Start up Chile lo consideramos una experiencia excelente." FUENTE: Webretail   LINK:http://webretail.com.ar/Noticias/noticia.php?kenota=56809