Dos fanáticos de la patineta que llegaron a San Francisco

NOVEDADES.

11.ago.2015

PUBLICADO EN: Socios

En 2007, Daniel Jejcic y Pablo Orlando crearon GoodPeople, una tienda online de artículos para deportes extremos; tiene oficinas en California y en la Argentina factura $ 12 millones al año

Por Paloma Bigio  | LA NACION
Daniel Jejcic, de GoodPeople. Foto: Fabián Malavolta

Los deportes extremos exigen arriesgarlo todo. La sensación de adrenalina de quien practica estas disciplinas, según dicen los que se animan, se mezcla con una alta dosis de libertad. El espíritu emprendedor tiene algo de todo esto. En el sentido más evidente, se trata de buscar un camino propio; pero también de saltar obstáculos, sobrevolar dudas y llegar a la meta de generar un proyecto de alto impacto.

Mucho de esto tienen dos veinteañeros, Daniel Jejcic y Pablo Orlando, amigos que patearon el tablero que les dictaba quiénes debían ser y qué debían hacer para convertirse en emprendedores de alto voltaje. Con su proyecto GoodPeople (que significa "buena gente"), fundaron un marketplace (tienda online) de nicho con alcance local e internacional, con foco en el segmento de deportes extremos, lifestyle y tecnología.

Su plataforma de e-commerce busca la integración de esta particular comunidad con marcas y productos propios del rubro. La idea -que surgió de la propia pasión por estos deportes- se convirtió en un negocio redondo: arrancó con una inversión inicial de $ 100.000 y hoy factura $ 1 millón por mes sólo en la Argentina, abarca el mercado local y el estadounidense, y tienen oficinas en Buenos Aires y en California. Pero, por sobre todas las cosas, les dio a los emprendedores la independencia que tanto anhelaban.

"En la empresa tenemos un lema que es «go big or go home» que tiene que ver con arriesgarse y superarse día a día", dijo Jejcic en el encuentro "Pymes, el motor del desarrollo", organizado por LA NACION en el Malba. "Elegimos el segmento de los deportes extremos porque nos sentíamos cómodos, fue pura pasión", explicó Jejcic al ser entrevistado por José Del Río, adscripto a la Secretaría General de Redacción y moderador del encuentro.

"GoodPeople es como un «MercadoLibre de nicho». Lo que hacemos es unir marcas con usuarios porque vimos que había una tribu social que había que juntar", completó, y aseguró que si bien en el país todavía es un rubro no tan masivo, a nivel mundial es un negocio de US$ 600.000 millones y en los Estados Unidos hay cerca de 30 millones de personas que practican estas disciplinas a nivel amateur.

Por ello, los emprendedores decidieron abrir una oficina en San Francisco y tener un socio comercial allí, meca de deportes y tecnología. Desde California abastecen el mercado estadounidense y el europeo; desde la Argentina atienden el negocio local. Entre los dos países, la firma vende productos de 350 marcas y el 92% de su facturación corresponde a indumentaria y productos tecnológicos.

En un principio, hacia fines de 2007, optaron por fabricar tablas con sus propias manos, en el garage de la familia Orlando y en el quincho de los Jejcic. Luego, probaron tercerizar la producción y agregaron otros productos de indumentaria, accesorios, calzados y más.

Los amigos se conocieron en la cátedra de Entrepreneurship de la Universidad de San Andrés, donde Jejcic estudiaba Administración de Empresas y Orlando, Economía. Ambos practicaban longboard (una patineta de gran longitud) en las barrancas de San Isidro y cada vez se dedicaban menos a la facultad porque trabajaban en su proyecto, si bien lograron completar sus estudios y Jejcic incluso ejerció como docente: "Cuando pienso en las épocas en las que trabajé como profesor me resulta muy cómico porque les enseñaba a los alumnos a hacer un plan de negocios cuando yo nunca había hecho uno con mi empresa, hasta que no logramos la primera ronda de inversión", recordó.

M'HIJO EL... EMPRENDEDOR

Se suponía que Jejcic iba a ser un gran gerente de una multinacional, según el mandato familiar. Ese era el destino que le esperaba si no decidía dejarlo todo y seguir su propia intuición. Tenía 23 años cuando cursó la materia que le cambió la vida, lo llevó a animarse a emprender y hoy lo llena de satisfacción. "Me siento más libre. En su momento tenía presiones internas que me hacían dudar, pero siempre me hizo feliz encarar lo que me gustaba", contó.

La inversión inicial vino con la ayuda económica de sus hermanos y de los padres de Orlando. Más adelante conseguirían premios y ayuda de aceleradoras de start ups como RocketSpace (una de las firmas más importantes de San Francisco), 500 Start-Ups y NXTP Labs. También ganaron el "Buenos Aires Emprende" (2010) y la "Competencia Naves" (2011). Otro salto que los potenció fue haberse convertido en emprendedores Endeavor. En 2012 ya tenían cuatro locales propios (Martínez, San Isidrio, Palermo y Microcentro) y ocho franquiciados (San Miguel, San Martín, Río Gallegos y Paraná, entre otros).

"Tuvimos un pivote, cuando se fueron terminando los contratos coincidió con el cambio de foco de la empresa: decidimos volvernos 100% online, apoyados en el formato de marketplace y enfocándonos sobre todo en crecer en los Estados Unidos", contó Jejcic y se explayó un poco más: "Al principio, cuando presentábamos el proyecto afuera, y teniendo varias unidades de negocio, complicaba el entendimiento de dónde se encontraba nuestro foco. Ahora que somos solamente marketplace es mucho más fácil de explicarlo".

Entrar en el mercado estadounidense fue difícil. "Abrir allá fue un desafío costoso pero que valió la pena. Siempre pensamos en grande y decidimos enfocarnos a ese destino. Sumar un socio estadounidense a la compañía fue clave. Todo lo logramos con inversores de allá y también siendo un poco caraduras para relacionarnos con gente que no conocímos y a quienes les golpeábamos la puerta", recordó.

Cuenta el emprededor que el 82% de las ventas en los Estados Unidos proviene de California. El resto se reparte entre otros estados y también en otros países europeos, que son direccionados hacia la web de GoodPeople en el país del norte. (Todos menos la Argentina, porque "el caso local es un negocio cerrado a las exportaciones").

"Nuestro sitio argentino es únicamente para abastecer al mercado local. Hoy, la imposibilidad de exportar desde la Argentina es una traba de la macro; es muy complicado, tiene un costo muy alto y no es para nada competitivo", explicó Jejcic, quien tiene sus oficinas locales en el barrio de Palermo, donde trabajan unas 30 personas.

DARWINISMO PURO

El joven aseguró que lo más difícil de ser emprendedor en el país es "el cambio constante", y agregó: "Te patean el tablero de un día al otro y vos tenés que adaptarte sí o sí". Además, apuntó a la falta de seguridad jurídica como una "gran picardía" y la comparó con situaciones habituales que suceden entre la Argentina y los Estados Unidos.

"Si acá un cliente te da un cheque sin fondos no pasa nada. En cambio, si eso sucede en California esa persona va a la cárcel", sentenció, y añadió: "La informalidad local es realmente una lástima".

Los próximos pasos de la compañía estarán enfocados en el mercado externo y, en un segundo plano, buscará mantener el crecimiento en la Argentina. Además, está en carpeta la apertura de un portal de e-commerce en Chile.

"El 80% de nuestro foco a nivel empresa, recursos, inversión y personal, entre otros factores, están puestos en los Estados Unidos. Me animo a decir que en los próximos cinco años vamos a apostar por California", contó Jejcic, quien cuenta con un equipo comercial de cuatro personas en San Francisco. En cuanto a la Argentina, la firma seguirá con la venta online de indumentaria y accesorios de las marcas con las que ya trabaja, entre las que se destacan Quicksilver, Volcom y DC, muy enfocadas en el nicho. Orlando y Jejcic, especialmente, tratan de ayudar a potenciar las nuevas brands, sobre todo a las más chicas.

"Como estuvimos del otro lado cuando empezamos, sabemos muy bien lo que significa necesitar ayuda, lanzar un proyecto de cero y tratar de crecer. Las menos conocidas con las que trabajamos cuentan con todo nuestro apoyo", dijo.

El rubro indumentaria representa el 9% del total de las ventas de e-commerce en el país, un 30% más que el año pasado, según el último relevamiento de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), que también revela que el 19% de las empresas argentinas de indumentaria tiene desarrollado un canal de comercio electrónico.

¿Qué pesaba más, los costos o los beneficios al lanzar un proyecto propio?
"En su momento creo que los costos eran mucho más altos que los beneficios. Yo le dedicaba mucho más tiempo a mi proyecto que a la facultad o, incluso, a tener una vida social normal, como salir con amigos un fin de semana, pasear y disfrutar del tiempo libre", respondió Jejcic, quien recordó haber pasado noches sin dormir para aprobar un exámen para el que no llegaba a estudiar porque trabajaba. Y se tomó unos segundos para hacer una evaluación final: "Con el paso del tiempo, al ver todo lo que logramos con GoodPeople, puedo asegurar que los beneficios pagan todos esos costos; principalmente, porque nos encanta la empresa y nos da mucha satisfacción. Hasta hace no mucho tiempo, si le preguntaban a mis padres qué hace tu hijo, ellos decían «No sé, vende patinetas»", finalizó Jejcic, feliz de haber pateado el tablero.


ARRIESGAR

El arte de romper barreras Daniel Jejcic y Pablo Orlando se conocieron en la facultad y juntos comenzaron a fabricar tablas de longboard. Su proyecto creció: contra la desaprobación inicial del legado familiar y presiones internas, hoy facturan $ 1 millón por mes en la Argentina y su marketplace tiene alcance global.

ADRENALINA Y PASIÓN, EL COMBO IDEAL

De la Argentina al mundo, ida y vuelta en patineta Marketplace mundial 2 Son en los sitios de e-commerce de la firma: uno en la Argentina (para el mercado local) y otro en los Estados Unidos, que tiene foco en California y el resto del mundo. A su vez, tiene una oficina en el barrio porteño de Palermo y otra en San Francisco 33.000 Miembros tiene su cominidad virtual, donde vinculan a la "tribu social" que engloba la cultura de los deportes extremos $ 1 millón Es la facturación mensual en la Argentina, sin contar las ventas en el resto del mundo. En los Estados Unidos, "factura una cifra similar" $ 100.000 Fue la inversión inicial, que obtuvieron gracias a la ayuda de los hermanos de Jejcic y los padres de Orlando 92% Indumentaria El marketplace comenzó como un portal de ventas de tablas de deportes extremos que ellos mismos fabricaban. Hoy, pasó a ser un canal de venta de indumentaria, accesorios tecnológicos y todo lo relacionado al lifestyle de la actividad deportiva 600 Mil millones de dólares Es lo que factura el mercado de los deportes extremos por año en todo el mundo.